Noticias

¿Cómo afecta el abuso de alcohol a la salud de los huesos?

¿Cómo interfiere en la formación de hueso?


Estudios recientes han demostrado que el consumo excesivo de bebidas alcohólicas puede comprometer la salud de los huesos.

Si bien la Osteoporosis (una enfermedad que disminuye la densidad y calidad de los huesos, predisponiéndonos a sufrir fracturas), suele manifestarse cuando pasamos los 50 años de edad, algunos hábitos como el consumo de alcohol en exceso o los trastornos alimentarios, como la anorexia, pueden hacer que esta enfermedad se presente más temprano.

El consumo agudo de alcohol inhibe a los osteoblastos, que son las células formadoras del hueso. El equivalente a 150 centímetros cúbicos de bebidas blancas, como el tequila o el vodka, o una cantidad similar de Fernet son considerados una dosis tóxica para la salud ósea.

Una de las poblaciones que más riesgo presenta ante estos descubrimientos es la de los adolescentes, que suelen verse más expuestos a situaciones que propician un consumo excesivo de alcohol. Esto, sumado a otras conductas perjudiciales para la salud ósea, como las dietas inadecuadas que conducen a desórdenes alimentarios, y la pérdida de la menstruación derivada de trastornos alimenticios como la anorexia en las mujeres, pueden desencadenar un descenso en la producción de estrógenos, hormonas fundamentales para el crecimiento en longitud de los huesos.

Por todos estos motivos, es fundamental que para mantener fuertes nuestros huesos, evitemos el consumo excesivo de alcohol, realicemos actividad física en forma regular y nos alimentemos de manera saludable, asegurando una adecuada ingesta de calcio y vitamina D3.