Noticias

¿Cómo ejercitarnos sin ir al gimnasio?

Conocé los beneficios de entrenar en tu casa o al aire libre.


 

Es sabido que hacer ejercicio en forma regular conlleva muchos beneficios para nuestra salud. Desde ayudar a mantenernos en forma, fortalecer nuestros huesos y tonificar los músculos, hasta hacernos sentir más felices y saludables. Pero no siempre contamos con las ganas, un horario compatible o con el presupuesto necesario para ir al gimnasio.

Sin embargo, ese no es el único lugar en el que podemos ejercitarnos. Ya sea desde la comodidad de nuestro propio hogar, o en nuestro espacio verde preferido, podemos realizar el ejercicio que mejor se adapte a nuestras necesidades.
A continuación, te contamos cómo aprovechar estas alternativas:

Entrenamiento al aire libre

Si lo que más disfrutás es ponerte en movimiento al aire libre, entre los árboles y bajo la luz del sol, lo mejor es optar por algún “pulmón urbano”. Seguro tenés un parque o una plaza cerca que te permita ejercitarte mientras estás en contacto con la naturaleza.

Allí, podés realizar un entrenamiento tanto de fuerza como de resistencia con materiales tan sencillos como zapatillas y ropa cómoda.
Para empezar, comenzá con una entrada en calor de entre 10 y 20 minutos, andando a buen ritmo. A continuación podés empezar con los bloques de ejercicios. Es conveniente ir alternándolos para que el entrenamiento sea más dinámico y divertido. Combiná abdominales, subí escaleras, hacé estocadas utilizando los bancos del lugar. Entre cada bloque, podés trotar a ritmo ligero durante 3 a 5 minutos. Recordá elongar e hidratarte en cada pausa.

Entrenamiento en casa

Entrenar en casa es una excelente alternativa cuando no contamos con el tiempo necesario para ir al gimnasio. A diferencia de si elegimos entrenar al aire libre, puede resultar más difícil realizar ejercicio aeróbico. Pero si estamos dispuestas a ponernos en forma, pequeños elementos como mancuernas, una soga, una colchoneta (o en su defecto una frazada doblada a la mitad), e incluso nuestros muebles pueden servirnos para realizar ciertos ejercicios.

Para entrar en calor, podemos comenzar saltando la soga por 5 minutos. A continuación, podemos continuar con bloques de ejercicios específicos: fuerza de brazos sobre la colchoneta, o usando una silla para trabajar los tríceps, sentadillas, zancadas y abdominales variados. Es recomendable que cada ejercicio tenga una duración de entre 30 segundos y 1 minuto sin parar. Entre cada bloque, nos podemos recuperar hidratándonos y respirando profundamente.

En internet,  podrás encontrar videos con ejercicios para hacer en casa o al aire libre que te pueden ayudar a armar tu rutina.

Recordá que, sin importar, dónde te entrenes, es necesario combinar el ejercicio con una dieta balanceada y una buena hidratación para mantenerte saludable.