Noticias

¿Por qué hablamos de enfermedad silenciosa, cuando hablamos de osteoporosis?

Te contamos qué caracteriza a esta enfermedad.


 

La osteoporosis es conocida como una “enfermedad silenciosa” porque, inicialmente, la pérdida de masa ósea ocurre sin síntomas visibles. Esto significa que los huesos se van debilitando sin que las personas lo noten, hasta que un golpe, un movimiento, o una caída producen una fractura que alerta acerca de la enfermedad. Por lo general, los huesos más afectados suelen ser los de la cadera o las vértebras.

Si bien sus síntomas no suelen manifestarse hasta que ocurre una fractura, existen formas de prevenir esta enfermedad, ya sea reduciendo la pérdida mineral ósea, o aumentando la densidad ósea y la fuerza muscular.

Aunque la detección precoz y el tratamiento oportuno de la osteoporosis pueden reducir sustancialmente el riesgo de fracturas en el futuro, ninguno de los tratamientos disponibles para la osteoporosis produce una curación completa. Realmente es muy difícil reconstruir el hueso completo una vez que la osteoporosis empieza a evolucionar y a producir su debilitamiento.

Es por ello que la prevención es tan importante como el tratamiento. La mejor forma de hacerlo es a través de cambios en el estilo de vida. Empezando por realizar ejercicio en forma regular, incorporar los niveles adecuados de calcio y vitamina D a nuestra dieta, dejar de fumar y disminuir la ingesta de alcohol.

Los beneficios del ejercicio en la osteoporosis tienen que ver principalmente con la disminución del riesgo de caídas, debido a que mejora el equilibrio y aumenta la fuerza muscular. Por este motivo, es importante realizar ejercicios con pesas o que impliquen el uso del peso propio, siempre bajo la guía de profesionales médicos.