Noticias

¿Qué conviene hacer después de ejercitarnos?

Entrenar tiene muchos beneficios, pero el trabajo no termina cuando finaliza el ejercicio.


 

Un entrenamiento físico no se acaba cuando dejamos de correr o terminamos nuestra rutina y ese es un error que muchas solemos cometer al ejercitarnos.

Existen ciertas costumbres que, ya sea por tiempo, desconocimiento o simplemente por pereza condicionan los beneficios que pudimos haber obtenido para la salud de nuestros huesos, músculos y articulaciones durante la actividad física.

A continuación, te contamos qué cosas conviene hacer al terminar de ejercitarnos:

Elongar

Algo fundamental que todas sabemos pero pocas cumplimos. Es imprescindible para relajar los músculos y volver a estabilizar todo el sistema cardiorrespiratorio. Lo mejor es hacerlo durante unos 15 a 20 segundos por estiramiento y no más de dos veces por músculo.

Ducharse

Más allá del aspecto higiénico, darnos una ducha después de ejercitarnos cumple una función específica que beneficia al organismo. Principalmente estimula la circulación sanguínea y relaja los músculos.  

Abrigarse

Es común que cuando sentimos calor tras el ejercicio, continuemos desabrigadas sin importar la temperatura del ambiente. Esto puede afectar a nuestro organismo, que está trabajando para recuperarse del esfuerzo realizado y por lo tanto, se encuentra con las defensas bajas para evitar contagios o enfermedades. Lo mejor, cuando hace frío, es permanecer abrigadas para mantener el calor corporal e ir enfriando el cuerpo mientras se va realizando el calentamiento.

Hidratarse

Otro axioma que todas conocemos pero a las que muy pocas le prestamos la debida atención. Lo mejor para hidratarse es tomar agua antes, durante y después del ejercicio.