Noticias

¿Qué cosas no pueden faltar en nuestra cartera?

¿Por qué este accesorio juega un rol tan importante en nuestras vidas?


 

Hay cosas que los hombres jamás podrán entender sobre nosotras. Una de ellas, es nuestra necesidad de ir para todos lados con la cartera colgando del hombro. Y es que ellos suelen afrontar sus días valiéndose tan solo de lo que les entra en los bolsillos. Su fundamento: la practicidad. Pero, ¿acaso existe algo más práctico que una cartera bien abastecida?

Enormes o diminutas, redondas o cuadradas, de cuero, charol o tela, todas sirven para su propósito: salvarnos ante cualquier eventualidad. Porque si hay algo que nos caracteriza a las mujeres, es nuestra capacidad para resolver problemas y hacer varias cosas a la vez. Y la cartera es nuestra mejor aliada. Nuestro sombrero mágico del que siempre sale una solución.

De ella podemos sacar los pañuelitos para limpiarles la cara a nuestros hijos cuando se ensucian, el maquillaje para embellecernos en medio del tráfico, la lapicera para anotar información importante para nuestro trabajo y hasta la muestra de perfume que nos dé el toque de sensualidad necesario antes de una cita.

Parte de nuestra esencia es ser prevenidas, y para eso necesitamos carteras, donde podamos guardar todas las soluciones a los problemas que nos trae la vida diaria: protectores diarios, analgésicos, lápiz labial, chicles mentolados, suplementos dietarios, apósitos para heridas, espejo de mano, agenda, llaves, billetera…

La lista puede ser infinita, lo único realmente imprescindible es nuestra preciada cartera. Y que combine con los zapatos, por supuesto.

Y vos, ¿qué llevás en la tuya?