Noticias

¿Qué es la osteopenia?

La baja densidad ósea comienza por aquí. Enterate cómo contrarrestarla.


A medida que envejecemos, la parte interna de los huesos se vuelve porosa por una pérdida de calcio. A esto se le llama pérdida de masa ósea.
La masa ósea total suele alcanzar su nivel máximo, aproximadamente, a los 30 años.
Una vez que la masa ósea total ha alcanzado su nivel máximo, comenzamos a perderla dado que el cuerpo desintegra el hueso viejo en forma más rápida de lo que tarda en desarrollar hueso nuevo. Si perdemos suficiente masa ósea, los huesos pueden debilitarse.

La osteopenia hace referencia a la masa ósea que es menor que la masa ósea máxima de una persona, pero que aún no es lo suficientemente baja como para considerarse osteoporosis. Si bien la osteopenia no es una enfermedad, con el tiempo, las personas que la presentan tienen un riesgo más alto de desarrollar osteoporosis.

Por lo general, la osteopenia no provoca ningún síntoma, ya que perder masa ósea no es doloroso.

Los siguientes factores determinan un mayor riesgo de tener osteopenia. Cuantos más de estos factores aparezcan, mayor es el riesgo:

  • Envejecimiento
  • Menopausia prematura (antes de los 45 años)
  • Cirugía para extirpar los ovarios antes de la menopausia
  • Estilo de vida sedentario (no hacer suficiente ejercicio)
  • Ser fumador
  • Abuso de alcohol
  • Trastornos de la alimentación, como anorexia nerviosa y bulimia
  • Hipertiroidismo, tanto por una tiroides hiperactiva como por tomar demasiados medicamentos para tratar el hipotiroidismo.

Las mujeres tienen más probabilidades de desarrollar osteopenia que los hombres. Esto se debe a que la tasa de pérdida ósea se incrementa después de la menopausia, cuando los niveles de estrógeno disminuyen.

Si el médico sospecha que puede existir osteopenia, es posible que sugiera realizar una prueba de densidad ósea o DXA, un examen que mide la densidad de los huesos.

Es importante tratar la masa ósea baja para evitar que se convierta en osteoporosis. El médico seguramente recomiende un aumento en la actividad física del paciente, en especial, de los ejercicios con el propio peso corporal, ya que estos ayudan a fortalecer los huesos, formar músculo y mejorar el equilibrio, que puede contribuir a prevenir fracturas de huesos.

Además, el médico puede sugerir la ingesta de suplementos de vitamina D o de calcio.

Referencias: http://es.familydoctor.org/familydoctor/es/diseases-conditions/osteopenia.printerview.all.html