Noticias

¿Qué tipo de calzado nos conviene usar para prevenir molestias?

¿Sabés cuál es la altura de taco recomendada?


Es un hecho conocido que los tacos altos ayudan a estilizar la figura, ganar centímetros y hacer que nuestras piernas parezcan más largas. Pero es importante que a la hora de elegir nuestro calzado, no dejemos de lado la salud por la elegancia.

Usar continuamente un calzado poco apropiado puede causar diferentes lesiones, especialmente en los tobillos, las rodillas y hasta en la columna. Esto se debe a que, por lo general, los zapatos son diseñados únicamente con fines estéticos. Por eso, algunas hormas, y sobre todo aquellos modelos con tacos demasiado altos (o demasiado chatos), pueden alterar la biomecánica normal del cuerpo. 

Cuando estamos erguidos el peso de nuestro cuerpo se reparte de forma uniforme entre ambas piernas. O sea que, si pesamos 60 kilos, cada uno de nuestros pies soporta 30 de ellos. Más precisamente, 25 kilos en el talón y 5 kilos en el metatarso. Al movernos, el peso del cuerpo se traslada en su totalidad de uno a otro pie. Por eso, usar tacos altos puede alterar este funcionamiento y equilibrio.

Cuando un taco eleva nuestra altura 2 centímetros, la distribución del peso cambia y hace que los 60 kilos se distribuyan de la siguiente forma: 50% en el metatarso y 50% en el talón. Pero cuando la altura sobrepasa esa elevación, el peso del cuerpo se aglutina únicamente en la parte anterior del pie.

Esta mala distribución del peso ocasiona una sobrecarga sobre un sector de la anatomía que no está preparado para recibir esas fuerzas y provoca alteraciones funcionales y deformaciones progresivas como dolores, callosidades en la planta y deformidades en los dedos.

Lo mismo ocurre con el uso de plataformas rígidas y altas que no sólo no permiten la libre movilidad del pie, sino que causan inestabilidad y hasta pueden provocar caídas. Por eso, lo ideal es utilizar un calzado que nos resulte cómodo, dé buena contención al pie, sea ergonómico y no implique un esfuerzo extra para la biomecánica del pie. Los médicos recomiendan una altura de entre 4 y 5 centímetros.

También es importante tener en cuenta que, si queremos usar un taco de mayor altura para alguna ocasión especial es preferible no llevarlo por mucho tiempo. De esta manera evitaremos sufrir dolores, contribuiremos a evitar caídas y podremos cuidar nuestros huesos de lesiones.