Noticias

¿Son necesarios los suplementos de calcio durante la menopausia?

¿Cómo se pueden contrarrestar los efectos de la menopausia en la salud de los huesos?


El calcio es uno de los minerales más importantes para el ser humano debido a que es el principal componente de los huesos y además forma parte de procesos fisiológicos fundamentales como la contracción muscular y la conducción nerviosa. Cuando los niveles de calcio en la sangre disminuyen, el organismo intenta compensarlo por medio de complejos procesos hormonales extrayéndolo de su principal depósito, los huesos.

Este proceso hace que disminuya la densidad ósea, lo cual puede causar Osteopenia (disminución del calcio en los huesos) y en casos más severos, Osteoporosis, una enfermedad progresiva que se caracteriza por la debilidad de los huesos y que, con el tiempo, provoca fragilidad en los mismos y hace que se fracturen mucho más fácilmente.

Durante la menopausia, las hormonas que protegen al hueso de la descalcificación disminuyen. Por eso es fundamental que después de los 50 años, todas las mujeres se realicen una densitometría ósea con el fin de determinar si padecen de Osteopenia u Osteoporosis y puedan realizar el tratamiento correspondiente.

Estas enfermedades se pueden prevenir, pero para ello es importante que las mujeres que están entrando en la menopausia se sometan a este estudio y que chequeen sus niveles de Calcio y Vitamina D3 en sangre para poder suplementarlos si el médico lo considera necesario. Esto suele ser común entre quienes llevan una dieta poco saludable que no alcanza los niveles diarios recomendados de estos nutrientes.

Por último, debemos recordar que la práctica de ejercicio de forma asidua, en especial aquel que implica la carga del peso propio (como bailar, caminar o andar en bicicleta), también ayuda a prevenir estas enfermedades, porque contrarresta la pérdida de hueso, ayuda a mantener la fuerza muscular, la coordinación y el equilibrio, lo que a su vez ayuda a prevenir las caídas y las fracturas.