Noticias

3 enfermedades que pueden causar Osteoporosis

Si bien existen varios factores de riesgo, estas enfermedades pueden derivar en Osteoporosis si no se toman las medidas adecuadas para prevenirla.


La Osteoporosis es una enfermedad sin síntomas evidentes que suele ser diagnosticada sólo después de sufrir una fractura producto del debilitamiento de los huesos. Afecta a 1 de cada 3 mujeres en edad adulta y entre las principales causas de su aparición se encuentran la ingesta insuficiente de Calcio y Vitamina D3, y algunos factores genéticos, como la presencia de antecedentes familiares.

Pero además, existen algunas enfermedades que propician su aparición. A continuación, te contamos cuáles son los padecimientos a los que debemos estar alertas:

Hipotiroidismo

Se produce cuando la tiroides no produce suficiente hormona tiroidea, lo cual puede aumentar la pérdida de calcio y fósforo a través de la orina que desemboca en un debilitamiento de los huesos. Se ha reportado una disminución en el recambio óseo en adultos con hipotiroidismo, al igual que un incremento en el riesgo de fracturas en estos pacientes, antes y después del diagnóstico.

Hipertiroidismo

Tiene un efecto en el metabolismo óseo, debido al exceso de hormona tiroidea que caracteriza a esta enfermedad. Además, el riesgo de Osteoporosis aumenta con el grado y la duración del hipertiroidismo.

Enfermedad celíaca

Es una patología que ocasiona una alteración en la absorción de nutrientes a nivel del intestino, entre ellos el Calcio y la Vitamina D que son necesarios para la formación del hueso. En este sentido, lo principal para los pacientes celíacos es eliminar el gluten de la dieta, para no presentar los síntomas y permitir que el intestino trabaje de manera normal absorbiendo las vitaminas y minerales necesarios para el organismo. Además, es recomendable que quienes tienen esta enfermedad, se realicen una densitometría ósea al ser diagnosticados y luego al año de mantener una dieta libre de gluten, para monitorear el avance de la Osteoporosis.

Prevenir es la mejor manera de mantener fuertes nuestros huesos. No dejes de cuidar de ellos todos los días y ante cualquier duda, consultá con tu médico de confianza.