Noticias

3 lugares de Argentina ideales para recorrer en primavera

Te contamos qué destinos de nuestro país conviene visitar durante la estación primaveral.


Argentina tiene lugares que, por distintos motivos, se disfrutan mejor en primavera.

El clima ameno permite que recorramos estos atractivos turísticos sin sofocarnos con el calor del verano, ni congelarnos con las bajas temperaturas del invierno o el otoño. Además, al no ser época de vacaciones podemos visitar sitios que durante la temporada alta se llenan de turistas. A continuación, algunos lugares que podés aprovechar para conocer esta primavera:

Tucumán

Si lo que buscas es disfrutar de paseos al aire libre, con un clima estupendo y la paz que ofrece la baja temporada, la primavera es la mejor época para viajar a Tucumán. Durante este período, sus paisajes lucen reverdecidos, ideales para el ecoturismo y el deporte aventura. Localidades como Tafí o Amaicha del Valle, con ríos, valles y la cordillera como marco visual, entregan tranquilidad, naturaleza y una deliciosa variedad gastronómica.
En las Ruinas de Quilmes, la riqueza arqueológica se combina con los increíbles panoramas de la precordillera para brindarnos una experiencia única. Eso sí, antes de viajar preparate fortaleciendo tus huesos y músculos para subir y bajar escalones: los indios Quilmes eran famosos por su resistencia y agilidad.

Calafate

En este caso, la primavera está dentro de lo que se considera la temporada alta, que va desde fines de octubre hasta Semana Santa. Esto se debe a que las temperaturas no son tan bajas por la noche, algo que se agradece sobre todo al visitar los glaciares, aunque esto no quiere decir que no haya que llevar un buen abrigo.
El inicio de la primavera es además, ideal para visitar el Parque Nacional de los Glaciares, porque combina la tranquilidad de la temporada baja y media, con temperaturas no tan bajas y paisajes coloridos, con algo de nieve.

Puerto Madryn

El pico alto de la temporada en Puerto Madryn es entre los meses de septiembre y noviembre, gracias a que es el período en que se producen los mayores avistajes de cetáceos y cuando el clima agradable permite disfrutar más de los paseos. Además, se pueden aprovechar los días de calor en la playa, viendo a las ballenas  a metros de la orilla.
Por si fuera poco, la primavera es también la temporada de pingüinos en colonias como la de Punta Tombo.