Noticias

Consejos para absorber mejor nuestro suplemento de calcio

¿Qué podemos hacer para facilitar su absorción?


 

El calcio es un nutriente fundamental para mantener nuestros huesos fuertes. También es necesario para conservar la salud coronaria, para la transmisión de impulsos nerviosos y para el funcionamiento adecuado de los músculos.

La dosis recomendada* de calcio es de 1000 mg por día. Quienes tienen dificultades para ingerir estos niveles a través de la dieta, pueden necesitar la ayuda de suplementos dietarios. Para determinar nuestras necesidades diarias, es importante consultar con un profesional médico que analice nuestros hábitos y establezca qué es lo mejor para nuestra salud.

Por lo general, los suplementos de calcio son mejor asimilados por nuestro organismo cuando se ingieren junto con los alimentos. Esto difiere para las personas que sufren de trastornos intestinales o de enfermedad celiaca.

Diversos estudios han demostrado que los suplementos de calcio se absorben mejor cuando se ingieren en dosis pequeñas (de 500 mg.). Por eso es conveniente dividir nuestras dosis e incorporarlas en 2 tomas diarias. En la actualidad, existen suplementos dietarios en forma de caramelos masticables que pueden introducirse a la dieta como pequeñas colaciones.

Otro punto a tener en cuenta para favorecer la absorción de calcio, tiene que ver con ciertos alimentos. Algunas bebidas gaseosas contienen una alta cantidad de ácido fosfórico que puede reducir la capacidad de absorber este importante mineral.

El café, cuando se consume en exceso puede favorecer la desmineralización ósea, ya que contiene xantinas, unas sustancias que aumentan la excreción de calcio a través de la orina. Lo mismo sucede con el sodio, por lo que se recomienda disminuir el consumo de sal y productos altos en sodio.

Por último, es importante consultar con nuestro médico acerca de ciertos medicamentos, como los glucocorticoides, que pueden interferir con la absorción del calcio.

Debemos tener en cuenta que la mejor manera de conservar nuestra salud ósea es a través de una dieta que incluya los niveles recomendados de calcio y vitamina D3, e incorporando hábitos saludables como el ejercicio que implique la carga de peso.

 (*) % Valores Diarios con base a una dieta de 2.000 kcal u 8.400 kJ. Sus valores diarios pueden ser mayores o menores, dependiendo de sus necesidades energéticas.