Noticias

Controversias acerca de la Vitamina del sol

¿Por qué sus métodos de incorporación al organismo son motivo de debate entre los dermatólogos?


Se suele denominar a la Vitamina D como la vitamina del sol, ya que su principal fuente natural es consecuencia de la exposición solar.  Los beneficios de este nutriente y la mejor manera de obtener y mantener unos niveles óptimos del mismo son asuntos muy controvertidos y con importantes implicaciones potenciales en la salud humana. La vitamina D aumenta la salud de nuestros huesos y reduce el riesgo de padecer osteoporosis.

Si bien existen algunos alimentos que contienen esta importante vitamina, muchos de ellos no son de consumo habitual (aceite de hígado, sardinas, caballa y salmón, entre otros).

Esta es una de las principales razones por las que la deficiencia de vitamina D ha adquirido unas proporciones casi epidémicas en nuestra civilización. A esto se le añade nuestro estilo de vida “a cubierto” con una exposición solar poco saludable, intensa y esporádica. Como resultado, existe una gran cantidad de personas con deficiencia de Vitamina D y, paradójicamente, otro gran número con enfermedades cutáneas producidas por el sol.

Estudios recientes sobre el papel de la radiación ultravioleta en la síntesis cútanea de Vitamina D, advierten que no se debe tomar al sol como fuente primordial de este importante nutriente. Esto se debe a los peligros que la exposición a los rayos UV pueden acarrear para la salud de la piel.

Existen muchas variables a tener en cuenta para determinar las dosis óptimas de exposición a los rayos UV-B (los fototipos de piel, las latitudes, los hábitos de exposición, etc.). Esto hace que no sea fácil dar una recomendación sencilla y universal sobre los tiempos de exposición necesarios para incrementar suficientemente la síntesis de vitamina D sin aumentar el riesgo de sufrir enfermedades de la piel.

Por este motivo, las Academias de Dermatología Australiana y Americana advierten a la población que no se debe tomar al sol como fuente primordial de vitamina D, puesto que se tiene certeza de que la radiación ultravioleta puede acarrear graves consecuencias para la salud cutánea. Por el contrario, recomiendan que lo saludable es combinar una exposición solar limitada junto a una adecuada alimentación y suplementos dietarios cuando se consideren necesarios.

Fuente: htftp://www.actasdermo.org/es/la-vitamina-d-evidencias-controversias/articulo/S0001731011001931/