Noticias

Dieta o ejercicio, ¿qué es más importante para mantenerse en forma?

¿Qué beneficios otorgan? ¿Cuán importantes son a la hora de tener un cuerpo saludable?


No es ningún secreto que llevar una dieta balanceada y practicar ejercicio en forma regular son pilares fundamentales para alcanzar un estado de salud ideal. Pero, ¿cuáles son las ventajas que nos aportan estos hábitos? ¿Cuál de ellos es más fructífero? En definitiva, si tuviéramos que elegir, ¿qué es más importante a la hora de estar saludables y en forma?

El entrenamiento pareciera llevar la delantera en cuanto a cómo nos vemos por fuera. Es fundamental para mantener nuestra musculatura tonificada, fortalecer nuestros huesos, conservar o incluso ganar masa muscular y mantener activo nuestro metabolismo, lo cual, ayuda a quemar calorías, perder peso y ponernos en forma.

Sin embargo, una dieta equilibrada puede ser una excelente fuente de “nutricosméticos”. Esto es, de vitaminas y minerales que embellezcan nuestra piel y brinden fuerza y vitalidad a nuestros órganos, además de proveernos antioxidantes que cuiden al máximo nuestras defensas y contribuyan en la regeneración de nuestras células contrarrestando los efectos del envejecimiento prematuro y del estrés.

Existe una gran variedad de investigaciones respecto de qué es más efectivo a la hora de perder peso. Estudios publicados en 2012 por la revista especializada en obesidad Obesity Reviews mostraron que el ejercicio, por sí solo, no siempre es suficiente para adelgazar. En cambio, sí se han obtenido resultados considerables en personas con sobrepeso a través de una dieta saludable y equilibrada.

Asimismo, si pensamos únicamente en el peso corporal, los análisis han demostrado que, a corto plazo, los resultados obtenidos por quienes combinaron dieta sana y entrenamiento en forma regular fueron similares a los obtenidos por quienes solo realizaron cambios en su alimentación. Pero cuando los efectos que se quieren obtener son a largo plazo (más de 6 meses), es la combinación de dieta más ejercicio la que muestra más y mejores resultados.

Como vemos, la dieta puede hacernos perder peso por sí sola, pero es su combinación con el ejercicio la que nos ayudará a conseguir resultados duraderos que no solo repercutan en nuestra salud sino que nos ayuden a sentirnos bien con nuestro cuerpo.

Está comprobado que la asociación entre dieta y entrenamiento permite mayores reducciones de peso y grasa corporal, así como de circunferencia de cintura. Además, se ha visto que existe una relación entre el mayor nivel de ejercicio y los mejores niveles de autocontrol, por lo que, combinando alimentación sana con entrenamiento, mantenernos en forma resulta más fácil y rápido.

Entonces, si lo que buscás es obtener resultados que perduren en el tiempo y repercutan tanto a nivel estético como en tu salud, el combo “dieta + ejercicio” es la respuesta.

Fuentes:
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4180002/

Referencias:
Obes Rev. 2012 Oct; 13(10): 835–847; Med Sci Sports Exerc. 1999 Nov;31 (11 Suppl):S547-52; J Acad Nutr Diet. 2014 Oct; 114(10): 1557–1568; Syst Rev. 2014; 3: 130, doi: 10.1186/2046-4053-3-130; y Public Health Nutrition, Volume 12, Issue 11, November 2009, pp. 2009-2017