Noticias

Ejercicios de fuerza y resistencia

¿Por qué son tan importantes para mantenernos en forma?


Con el paso del tiempo, quemar calorías se vuelve una tarea cada vez más ardua. Los cambios en nuestro metabolismo, la pérdida de tono muscular y de densidad en nuestros huesos, las fluctuaciones hormonales e incluso el estrés, pueden contribuir a que las rutinas de ejercicios y los hábitos alimenticios que alguna vez nos ayudaron a ganar músculo y perder peso, dejen de surtir efecto.

Y aunque estas alteraciones sean un poco aterradoras, existen formas de contrarrestarlas. Cada etapa de nuestra vida requiere de distinto tipo de cuidados pero siempre hay soluciones para mantenernos activas y saludables.

Los ejercicios de fuerza y de resistencia son claves para añadir nueva masa muscular y fortalecer nuestros huesos. Al realizar ejercicios con peso, ganamos músculo y aumentamos nuestra capacidad de quemar calorías. Además, adquirimos la energía que necesitamos para realizar nuestras actividades diarias y, de paso, elevamos nuestra autoestima.

Para ganar masa muscular Podemos ejercitarnos utilizando nuestro propio peso corporal.

Esta clase de ejercicios de fuerza, que trabajan los músculos de nuestros brazos, abdomen y piernas son importantes para desarrollar la movilidad, el equilibrio y la flexibilidad.

Es recomendable realizarlos al menos dos veces por semana durante un tiempo mínimo de 30 minutos. Podemos asistirnos con bandas elásticas o pequeñas pesas que nos permitan ir aumentando la complejidad de los ejercicios poco a poco.

Otro aspecto muy importante, antes y después de entrenar, es la elongación. Los ejercicios de estiramiento nos permitirán prevenir lesiones musculares.

Podemos complementar los ejercicios de fuerza con una actividad cardiovascular 3 veces por semana. Para ello, hay muchas opciones que se adaptan a todos los gustos. Nadar, correr, bailar, andar en bicicleta, realizar deportes de conjunto, clases grupales, o incluso salir a caminar pueden tener efectos beneficiosos para nuestra salud.

Por último, es fundamental tener en cuenta que tanto el sueño como la alimentación también son factores trascendentales para mantenernos saludables. No debemos olvidar que gran parte de la recuperación de nuestros músculos ocurre durante el sueño. Y por mucho que ejercitemos, si nuestra dieta no es completa y balanceada nunca podremos adquirir masa muscular ni perder peso.