Noticias

Entrenar con tu perro

Una nueva tendencia que puede resultar beneficiosa para tu salud y la de tu mascota.


Salir a ejercitarse con nuestros mejores amigos es una actividad física que cada día gana mayor cantidad de adeptos. Así se trate de una caminata por el barrio o un trote matutino por el parque, ya no sorprende ver parejas humano-perrunas que disfrutan de un entrenamiento conjunto.

Las ventajas de movernos junto a nuestras mascotas son muchas. Para empezar, se trata de  un compañero que nos motiva a entrenar. Los perros nunca ponen excusas, jamás se quejan por el horario o el clima y siempre tienen ganas de salir a gastar sus inagotables energías.

Incluso aquellas personas que no suelen ejercitarse, pueden encontrar en el ejercicio compartido con sus mascotas el incentivo que necesitan. Una salida de al menos 30 minutos a caminar o correr con el perro puede ser el comienzo de una rutina que, con el paso del tiempo, se vuelva más exigente.
El compromiso que se genera con nuestro animal, al saber que él estará esperando repetir esa salida al menos una vez al día, puede impulsarnos a cumplir con el reto diario incluso en aquellas ocasiones en las que las ganas no abundan.

Además, el esfuerzo reporta múltiples beneficios para nuestro amigo peludo: mantiene sus músculos fuertes y activos, estabiliza su peso, fortalece su esqueleto, mejora su conducta, modifica sus hábitos y disminuye su ansiedad.

Pero ellos no son los únicos beneficiados con esta actividad en conjunto. Los dueños de la correa no solo ganamos un compañero de rutina sino que logramos: controlar nuestro peso, reducir hábitos sedentarios, mantener nuestros huesos fuertes, fortalecer nuestra musculatura, quemar calorías y reducir nuestros niveles de colesterol.

Así que, la próxima vez que lo veas acomodándose en tu sillón favorito, invitalo a dar un paseo. Tanto tu salud como la suya, te lo van a agradecer.