Noticias

Osteoporosis en personas menores de 45 años

¿Cómo podemos prevenir la osteoporosis en esta etapa de nuestras vidas?


 

Si bien es cierto que la aparición de esta patología está relacionada con personas mayores de 45 años, y sobre todo a las mujeres, existe un porcentaje notable de personas de entre 20 y 40 años que padece esta enfermedad y, en la mayoría de los casos, desconoce la razón por la que la sufren.

A medida que crecemos y nos desarrollamos, existen factores que determinan el pico máximo de masa ósea que obtendremos durante el resto de nuestras vidas. Uno de los más influyentes es el factor hereditario, que puede resultar clave hasta en el 60% de los casos.

A este factor se suma el ambiental, es decir, la actividad diaria relacionada con el ejercicio, los hábitos de vida y la alimentación. También influye de manera directa, aunque en menor medida, el factor hormonal, que varía según cada individuo.

La osteoporosis es una enfermedad difícil de detectar y no muestra ningún síntoma evidente que nos ayude a focalizar el problema.

Por suerte, se trata de una enfermedad que se puede evitar siempre y cuando tomemos las medidas necesarias para su prevención. Por eso es importante cambiar nuestros hábitos a tiempo.

La infancia y la adolescencia son dos de las etapas fundamentales si se quiere conseguir una salud óptima en nuestros huesos. Esto se debe a que es el momento en el que los huesos se están formando y cualquier factor externo puede variar su correcta formación.

Para prevenir la osteoporosis en el futuro y disminuir el riesgo de sufrir fracturas es fundamental llevar una alimentación adecuada, que se adapte a obtener los nutrientes de calcio y vitamina D necesarios para tener unos huesos fuertes en la etapa adulta. Además, es conveniente evitar la ingesta de alcohol y tabaco.

Por otro lado, la falta de actividad física, y enfermedades como la obesidad o la anorexia, intervienen y multiplican el riesgo de sufrir esta patología. Por eso es fundamental complementar la ingesta de calcio y vitamina D3 con ejercicio que implique carga mecánica durante al menos dos o tres veces a la semana.

Referencia: http://www.reumatologiaclinica.org/es/osteoporosis-individuos-jovenes/articulo/S1699258X10000409/