Noticias

Osteoporosis a temprana edad

Causas y consecuencias.


 

La osteoporosis es una enfermedad que suele  estar asociada a las mujeres de edad avanzada. Y si bien es cierto que las mujeres son cuatro veces más propensas a padecerla que los hombres, no son el único grupo de riesgo. Los hombres pueden verse afectados por la enfermedad,  también presentarse en personas jóvenes.

Existen varios factores que influyen en la adquisición del “pico” de masa ósea y en su evolución a lo largo de la vida. Así, los factores genéticos junto a factores ambientales, como el ejercicio y la dieta, y factores hormonales son sus principales determinantes.
La adquisición de este pico de masa ósea tiene una influencia fundamental en el desarrollo de osteoporosis en la edad adulta, por lo que es importante tener en cuenta aquellas causas que pueden afectar su normal desarrollo. Entre ellas, podemos citar:

Un bajo índice de masa corporal, en especial si esto sucede durante la etapa de la primera menstruación en las mujeres (menarquia), se ha asociado a una disminución de la masa ósea en mujeres adultas de entre 40 y 45 años.

La combinación de un peso bajo, una edad de menarquía superior a los 15 años y la inactividad física durante la adolescencia también son factores que se han asociado a una disminución de la masa ósea en mujeres jóvenes de menos de 35 años. Esto se debe a que la adolescencia es un período crítico en el crecimiento y la adquisición del pico de masa ósea (casi un 86% se adquiere antes de los 14 años).

Por ello, la presencia de enfermedades o el uso de ciertos medicamentos que afectan al metabolismo óseo durante este período pueden influenciar en gran medida la masa ósea en la edad adulta. Una de las causas más frecuentes del desarrollo por debajo de lo normal, es el tratamiento con glucocorticoides (GCC).  De hecho, entre un 18 y un 22 por ciento de las mujeres jóvenes premenopáusicas que siguen un tratamiento prolongado con dosis altas de corticoides desarrollan osteoporosis.

Otras causas frecuentemente asociadas a la pérdida de masa ósea en individuos jóvenes son el alcoholismo, el hipogonadismo, la enfermedad de Cushing, la osteoporosis asociada al embarazo, la osteogénesis, la anorexia nerviosa, la artritis reumatoide y  la malabsorción intestinal (especialmente la asociada a la celiaquía)

Hay tres pasos fundamentales que una persona debe comenzar a tomar a cualquier edad, con el fin de reducir al mínimo las probabilidades de desarrollar osteoporosis:

El primer paso, y el más importante, es aumentar la ingesta de calcio. Esta debe combinarse a su vez con la ingesta de vitamina D3, que  ayuda al cuerpo a absorber y retener este importante mineral.

En segundo lugar, es fundamental llevar una vida sana, evitando el consumo excesivo de alcohol y el cigarrillo.

Por último, es esencial realizar ejercicio de forma regular. Los estudios demuestran que la actividad física, en especial aquella que requiera levantar peso, puede ayudar en gran medida a prevenir la osteoporosis y a cuidar la salud de nuestros huesos.

Referencias:
http://www.reumatologiaclinica.org/es/osteoporosis-individuos-jovenes/articulo/S1699258X10000409/