Noticias

Tener la mente ocupada puede hacernos sentir mejor

Un estudio de la Universidad de Chicago explica que al estar ocupados nos sentimos más felices.


Es probable que alguna vez hayas escuchado decir  que tener la mente ocupada es un buen antídoto contra la ansiedad y la tristeza. Pues resulta que según un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Chicago, en Estados Unidos, esto podría ser cierto. Ya que ocupar nuestra mente o hacer cosas que nos distraigan, puede hacernos sentir más felices y alejarnos de las emociones negativas.

Christopher K. Hsee, autor del estudio, reveló que es indispensable tener ocupaciones todos los días. Aun si se trata de actividades ociosas que no parecen tener sentido. “En la investigación encontramos que el efecto de felicidad se potencializa cuando no sólo la mente está ocupada sino también el cuerpo activo”, explicó el investigador.

Sin importar nuestra edad, tener la mente ocupada contribuye a una buena salud mental. Así que, en esos días en los que te sentís desganada o sin fuerzas, nada mejor que buscar algo que te distraiga y entretenga. A continuación te damos algunas opciones que pueden ayudarte a ocupar la mente:

Leé

Los libros nos permiten estimular la imaginación y transportarnos a otros mundos. Por si fuera poco, leer es una excelente forma de aumentar nuestro vocabulario y aprender cosas nuevas.

Animate a los videojuegos

Seguramente tengas un hijo, o tal vez un nieto, que se pasa horas frente a la consola de juegos o la tablet. Invitalo a jugar juntos. Los videojuegos son excelentes para estimular la memoria, los reflejos y la capacidad visual, además de ser divertidos.

Ordená tu hogar

Siempre hay algo que está fuera de su lugar o que necesita un arreglo. Podés ordenar el placard y deshacerte de lo que no usás, quitarle el polvo a los objetos olvidados en algún mueble, ¡cualquier cosa que te distraiga!

Hacé ejercicio

La actividad física no solo es buena para mantener fuertes nuestros huesos, articulaciones y musculatura, sino que nos ayuda a sentirnos mejor gracias a la liberación de endorfinas, una hormona relacionada con la felicidad.

 

Fuente: http://journals.sagepub.com/doi/full/10.1177/0956797610374738